Antecedentes históricos

En el año de 1938, la Escuela de Bacteriología, Parasitología y Fermentación, se incorpora al Instituto Politécnico Nacional (IPN); en esta fusión cambia su nombre a Escuela Nacional de Ciencias Biológicas (ENCB) y abandona el escudo que había aportado desde 1934 como Escuela de Bacteriología.

Entre 1942 y 1943, la ENCB efectuó un concurso en sus instalaciones del Casco de Santo Tomás para la elección de un escudo que la representara, y como resultado ganador es el emblema que hoy ostenta.

A través del tiempo, el escudo ha permanecido intacto en sus elementos simbólicos, no así, en color y forma. El relieve originalmente era dorado con fondo blanco, pero en el transcurso de los años, se emplearon diversos colores como guinda y blanco, amarillo y azul.

Descripción de sus elementos

Un águila real con alas desplegadas de frente, mirando hacia la derecha representa a México, sujeta a un estandarte que porta la inscripción “Escuela Nacional de Ciencias Biológicas”.

Al centro sobre un fondo color verde, un microscopio en color negro y contornos amarillos, relacionado al estudio de la célula.

Las letras IPN, siglas de la institución a la que pertenece, ubicadas en la parte inferior del microscopio.